FALTA DE COOPERACIÓN

Posted on Actualizado enn

La COOPERACIÓN no está de moda, al menos en ciertas esferas públicas.

Todos se apropian de los éxitos y echan la culpa de sus fracasos a los otros, aunque el fracaso se causa de su mala gestión y sea materia de su competencia. Así vemos como utilizan esa expresón tan manida “La culpa la tiene Madrid” o “La culpa la tiene…”.

Podemos coincidir que todos somos parte del sistema y en mayor o menor grado somos cumpables de los fracasos, pero como no hay Debe sin Haber, si los éxitos se los apropian otros, también se tienen que apuntar los fracasos, no pueden ir esos buenos señores a beneficio de Inventario.

La cooperación es básica en toda relación de una comunidad, cooperar es saber que funciones le corresponde a cada uno y gestionarlas bien, no desde posturas déspotas o caprichosas, respetando las competencias que tiene el otro y no intentando torpedear su buen hacer. La culpa generalmente no es de uno o de otro, se extiende a todos, no siempre en el mismo grado, y también hay quienes reciben las bofetadas de esos terceros, en las disputas personales, de partidos o institucionales, dicho de alguna manera, pagan justos por pecadores.

Si hay un incumplimiento de una Ley o norma y no tiene consecuencias, económicas o de otro orden, incluso penales, mal se puede exigir el cumplmiento. Habría que sentar la base de que esas Leyes, que pueden ser desde la Constitución a otras de rango inferior, no están bien hechas, si una Ley no está hecha para cumplirla mejor derogarla.

Así vemos el espectáculo de ver como hay Ministerios sin prácticamente competencias, cargados de cargos figurativos, y de otra parte una Administración Autonómica con consejerias que parecen ministerios, con gran número de personas no todos necesarios para el buen desarrollo de las funciones de sus competencias. No entro en los llamados asesores, que son aquellos del núcleo duro, que no tienen dónde ponerlos y les tienen que dar un puesto.

Pero también hace falta ser LEAL recíprocamente el Estado Central y el Estado Autonómico, no se pueden tolerar chantajes ni de los unos ni de los otros, y menos ser dagnificados terceros por la falta de lealtad de “padres y hermanos” que van a la suya y no a la nuestra, a la de todos.

Por ello tenemos que pedir cooperación y lealtad a todos, poniendo todos de su parte para solucionar los problemas desde la buena fe, cediendo cada uno un poco para que no queden vacios de poder, para que no haya vencedores ni vencidos, y la politica se convierta en algo noble y honesto, dónde los ciudadanos veamos que realmente trabajan por el bien común y no por el bien de lo suyo y de los suyos, olvidando a la mayoría con el mayor desprecio y falta de consideración.

¡Se basan en las Leyes para encumbrarse y luego las incumplen esas Leyes que les han llevado a dónde están!

Hace falta regeneración. ¿Quién la hará?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s